Las acciones pertenecen a compañías singulares y cuando se combinan forman un índice. En el trading tradicional en bolsa, los inversores solo consiguen hacer dinero si venden sus acciones a un precio superior al precio de compra.

En las opciones binarias, sin embargo, las cosas funcionan de forma diferente. Un operador en opciones binarias puede hacer dinero operando con acciones solo con especular sobre la dirección en la que irán al finalizar un periodo de tiempo específico.

Si un inversor coloca una opción de compra haciendo trading con acciones, esto significa que está pronosticando que a la hora del vencimiento el precio de mercado será superior al que era en el precio de ejercicio. Si la predicción es correcta, se dice que la operación está Dentro del Dinero – y el operador consigue un beneficio que se suma a la cantidad de inversión inicial.

Si colocamos una opción de venta es una operación específica, significa que estamos pronosticando que a la hora del vencimiento, el precio de mercado será inferior al que era en el precio de ejercicio. Si la predicción es correcta, se considera una vez más que la operación está Dentro del Dinero – y el operador consigue un beneficio que se suma a la cantidad de la inversión inicial.