En esencia, los índices están compuestos de un grupo de acciones de distintas compañías. Los más comunes a nivel global incluyen el Dow Jones (EEUU), el NYSE (EEUU), el S&P 500 (EEUU), el FTSE (Reino Unido), el CAC 40 (Francia), el Nikkei 225 (Japón) y el NASDAQ 100 (EEUU).

Hay más de 100 índices en todo el mundo, y todos ellos pueden negociarse en las plataformas de opciones binarias y están disponibles para que cualquiera pueda hacerlo.

Hacer trading con estos activos en opciones binarias es similar a hacerlo con acciones y cualquier otro activo.

Si colocamos una opción de compra al hacer trading con índices, estamos pronosticando que a la hora del vencimiento, el precio de mercado será superior al que era en el precio de ejercicio. Si la predicción del operador es correcta, se dice que la operación está Dentro del Dinero – y el operador consigue un beneficio que se suma a la cantidad de inversión inicial.

Si el inversor coloca una opción de venta en una operación concreta, está pronosticando que a la hora del vencimiento, el precio de mercado será inferior al que era en el precio de ejercicio. Con una predicción correcta, se considera una vez más que la operación está Dentro del Dinero – y el operador consigue un beneficio que se suma a la cantidad de inversión inicial.